Plaste blanco en polvo de última generación para trabajos polivalentes de interior, donde se requiera ganar tiempo, prestaciones superiores y un resultado garantizado.

Aplicable sobre cualquier soporte interior, tanto absorbentes (yeso, placas de cartón-yeso, cemento, hormigón, madera, piedra,…) como fondos difíciles o no absorbentes (antiguas paredes pintadas, gotelé, azulejo, gresite, cristal, etc.)

Gran capacidad de relleno. Sin retracción, sin tensión.

Acabado muy fino. Rápido endurecimiento.

Fácilmente lijable y pintable al cabo de 3 horas en condiciones normales (23°C y 65% HR) aún en espesores de hasta 1 cm.

Extraordinaria adherencia sobre todo tipo de soporte.

Aplicable fresco sobre fresco.

No produce cambios de color.

Resistente a los golpes en los recubrimientos posteriores.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted